Historia

EL FUNDADOR

D. Pedro Manjón Lastra, nació el 16 de Febrero de 1937 en San Andrés de Montearados (Burgos), su padre se llamaba Pedro Manjón y su madre Catalina Lastra, gente sencilla que vivía y trabajaba en el campo.

Foto del fundador

Cambiar el mundo, amigo Sancho, no es locura ni utopía, sino justicia” D. Quijote de la Mancha.

Siendo un niño, viene a Granada desde tierras burgalesas a estudiar en el  seminario para un día hacerse sacerdote y vincularse a la tarea de la Educación, juntamente con su tío también sacerdote y llamado igual que él, D. Pedro Manjón, quién continuo con la obra del insigne pedagogo y fundador de las Escuelas del Ave-María D. Andrés Manjón y Manjón.

En el año 1959, se ordena sacerdote en Burgos, desde entonces y entre otras cosas realizó su labor sacerdotal como:

 

  • Capellán de las religiosas Trinitarias.
  • Tuvo a su cargo las parroquias de Quéntar y Dílar.
  • Capellán de la colonia avemariana de San lsidro (en la que vivió hasta que se mudó a la “Parroquia del Buen Pastor’).
  • Capellán de la Adoración Nocturna Femenína.
  • Capellán de la Prisión Provincial de Granada.
  • Consiliario de la Cofradía de la Oración de Ntro. Señor en el Huerto de los Olivos y María Santísima de la Amargura.
  • Asistía regularmente a los Colegios Regina Mundi y Amor de Dios para administrar los sacramentos y desempeñar tareas de pastoral juvenil.

…”no sólo de pan vive el hombre” decía D. Pedro…

La preocupación social y la inquietud educativa le llevaron a crear la Asociación Manjoniana, su acta fundacional está fechada el día 24 de enero de 1966, se quería dar respuesta a la demanda educativa, religiosa, médica y laboral porque “no sólo de pan vive el hombre” decía D. Pedro, dentro de esta tenían cabida todas las personas, estaba dividida en sección juvenil, dónde los jóvenes se formaban y divertían y la sección infantil, los niño/as que siempre le han entusiasmado y a los que ha dedicado gran parte de su energía y su tiempo.

La Asociación Manjoniana formada por una gran cantidad de personas sobre todo del barrio, pero simpatizantes de otros barrios y de otras ciudades, con su compromiso social y viendo el tiempo que le había tocado vivir, afronta los problemas de la época “la vivienda y el paro” y se crea la Cooperativa de viviendas “padre Manjón”, para hacer viviendas dignas para las gentes sencillas y menos pudientes. Viviendas baratas a precio de costo y con muy poco beneficio y el que se conseguía era para seguir prestando servicios para el barrio, se creó el Centro Social Padre Manjón, y con é1, puestos de trabajo, bar, oficinas, una biblioteca, sala de juntas. Era en definitiva, un lugar de reunión, espacio de ocio, donde relacionarnos unos con otros, un espacio para la tertulia, la reunión y la convivencia entre los vecinos.

No muy lejano en el tiempo en el año 1984, la Asociación Manjoniana se hizo cargo de tres guarderías:

Guardería
La Cartuja

Granada

Guardería
Virgen de la Fuensanta

Córdoba

Guardería
Virgen de Belén

Mairena de Aljarafe de Sevilla

El Arzobispo de Granada, le propuso a la Asociación Manjoniana, el Proyecto de un Centro Parroquial en nuestro barrio, como no D. pedro Manjón al frente y todos sus colaboradores consiguieron levantar “La parroquia del Buen Pastor”, corría el año 1983.

D. Pedro decía:
“…entendemos que el espíritu que anima a las guarderías es hacer el bien insertando a la familia en la tarea educativa para que el niño tenga un medio ambiental de aprendizaje más natural y familiar”.

Ya para entonces estaba formado un gran grupo humano que participaba activamente en la vida de Parroquia y que veía como se construía día a día. Una parte importante era el grupo de catequistas. La vida del barrio se transformó con este punto de encuentro, grupos de matrimonios, catequesis para todas las edades, equipo de pastoral, de enfermos, de liturgia, de limpieza, ropero para el barrio… todos podíamos participar y cualquier día y a cualquier hora encontrabas actividad en sus instalaciones

A lo largo de todos esos años se construyeron más de 1.000 viviendas.
Como otro de sus retos era la educación, en el año 1981, se inauguró nuestro colegio, realizado con el esfuerzo y el entusiasmo de muchas personas generosas con su tiempo, dedicación y dinero. Es aquí donde desarrolla una gran labor y dedica gran parte de su tiempo. Anima en su labor a los docentes, les escucha y apoya. Como la labor educativa la entiende durante todo el año y sin descansos, fomenta las colonias de verano y otros encuentros, para ello disponía de un centro social situado en Alfacar, un lugar amplio con instalaciones deportivas, piscina, habitaciones con literas y salones. Y así se va creando el grupo de monitores de las Colonias “CPM’, en la actualidad cuenta con veintitrés personas, cinco de las cuales son profesores, y el resto antiguos alumnos en su mayoría, con el mismo espíritu de entusiasmo y entrega que D. Pedro inculcó, trabajando desinteresadamente por el barrio.

Su dinamismo incansable le llevaba a servir ahí prematrimoniales, bodas, bautizos, comuniones… persona que se le acercaba, donde pedían su colaboración. Famosos son sus cursillos siempre sonrientes, dispuestos y atentos, atendía a cualquiera. Especial mención merece la atención a los ancianos, visita a los enfermos en el hospital, viajes a lo largo y ancho de nuestra geografía y más allá.

 

Con fecha 30 de Diciembre de 1999, D. Pedro Manjón, pensando en el futuro de todo lo que estaba en marcha y buscando un manera de agrupar todas las actividades bajo un mismo paraguas y un mismo espíritu, crea la Obra Social Padre Manjón, que es de la que actualmente todos/as formamos parte.

 

Tras unos meses enfermó, falleció en la Paz del Señor el día 25 de Julio del año 2008.

A lo largo de todos esos años se construyeron más de 1.000 viviendas.

OBRA SOCIAL PADRE MANJÓN

“Formar personas enteras y cabales”, que sepan afrontar con éxito los restos de esta sociedad cambiante.

        

CONTACTA CON NOSOTROS







He leído y acepto la política de privacidad